Los mariachis callaron luego de que la selección “mayor” sucumbiera ante el combinado de los Estados Unidos un gol por cero en la cancha del Estadio Azteca. Después de la fiesta celebrada por el oro conseguido en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la noche del sábado 15 de agosto, los presentes en el coloso de Santa Úrsula fueron testigos de la contracara de la victoria, al observar en el terreno de juego un futbol digno de partido amistoso.

Michael Orozco, Jugador del San Luís, fue el encargado de perforar la portería defendida por “Memo” Ochoa al minuto 79: poniendo a maldecir al aficionado mexicano, quien luego de la derrota recurrió a su memoria fugaz que lo caracteriza. Por su parte, los dirigidos por Jürgen Klinsmann celebraron la victoria con gran júbilo, ya que para la selección de barras y estrellas el Azteca había sido una plaza infranqueable.

Te puede interesar  Puma sin pies, ni cabeza

Con el tropiezo, la “verde” entrega los laureles por primera vez en su historia a su rival del norte en el inmueble de Coapa; así mismo, dicha derrota se suma a otras ocho, llegando a un total de nueve descalabros en el césped del Azteca.  Cabe destacar que el único infortunio oficial se adoleció ante Costa Rica el 16 de junio del 2001.

Comments

comments