Fracaso social, éxito cinematográfico: La vida precoz y breve de Sabina Rivas

 

Por Mariana Rasero

 

Tragedia en su máxima expresión.  La vida precoz y breve de Sabina Rivas no es, definitivamente, una opción si estás en busca de una película que te levante el ánimo.

El film producido por Abraham Zabludovsky con la dirección de Luis Mandoki, ha recaudado en su estreno 5 millones 346 mil pesos, colocándose como la tercera película más vista de este fin de semana, tan sólo por debajo de Ralph El Demoledor y Skyfall (James Bond) ambas extranjeras.

Las estadísticas son merecidas. La película tiene como hilo conductor el típico “sueño americano”, sin embargo se destaca de las demás por su amplia cobertura de temas sociales sin dejar de ser entretenida. Su perfecta producción y realización hacen que la historia de Sabina Rivas -una perspicaz e ingenua adolescente hondureña que sueña con convertirse en estrella norteamericana-  llegue a niveles profundos de concientización respecto a la situación que se vive al sur de nuestro país.

Migración, corrupción, prostitución, trata de blancas, narcotráfico y pandillerismo son algunos de los temas que toca la película a través de la trágica vida de “La catracha”, mote que recibe Sabina en el burdel en donde baila y canta al compás de sus sueños, exhalando el alcohol barato  en el que ahoga su penas.

El film ha sido catalogado en algunos medios como una historia de amor, y a pesar de que no es un tópico ajeno a la trama, se queda muy lejos del cliché rosado que la mayoría de las películas plantean cuando se aborda el romance. Para Sabina el amor es más bien la maldición que desencadenó sus desafortunadas experiencias, una combinación de perversiones prohibidas por lazos de sangre que acabaron en tragedia.

Basada en el libro de “La Mara” del escritor Rafael Ramírez Heredia, La vida precoz y breve de Sabina Rivas, es una dura crítica a la ineficacia de las autoridades y la complicidad de varios gobiernos que permiten e incluso legitiman las condiciones inhumanas por las que atraviesan los migrantes en su viaje a los Estados Unidos, el cuál inevitablemente incluye a México.

Una historia narrada tan crudamente como lo exige la realidad, no necesitó más que de las excelentes actuaciones de  Joaquín Cosío, reconocido por su personaje del “Cochiloco”; Angelina Peláez, Fernando Moreno y Greisy Mena, actriz venezolana quien protagoniza la película y cuya actuación fue premiada en el festival de cine de Valladolid.

La dirección de Luis Mandoki es impecable, si bien sus anteriores trabajos (entre ellos Voces Inocentes película del 2004) ya eran garantía de una buena obra, en definitiva su labor en esta película cumple todas las expectativas. Otro de los aciertos es la excelente musicalización y audio, cosa de la que adolecen la mayoría de las películas mexicanas, y que por el contrario La vida precoz y breve de Sabina Rivas libra con decoro, pues recrea los ambientes adecuadamente, envolviéndonos en la atmósfera necesaria para sentir la película y no sólo verla.

Nuestra recomendación es un rotundo sí. Film que vale la pena al ciento por ciento, y por supuesto un ejemplo de que se puede hacer buen cine en México.

 

 

Trailer http://www.youtube.com/watch?v=ntjens8-bOU

 

La Vida Precoz y Breve de Sabina Rivas, México/Guatemala (2012)

Productor: Abraham Zabludovsky

Director: Luis Mandoki

Actores: Greisy Mena, Joaquín Cosío, Angelina Peláez, Fernando Moreno, Tenoch Huerta, Mario Zaragoza, Dagoberto Gama

Duración: 115 min

Género: Drama

Clasificación B-15

Comments

comments

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.