Por Minamotion.

¿Fastidiado de seguir en casa? ¿Aburrido de hacer las mismas cosas en internet? Probablemente este periodo, en el que la contingencia sanitaria nos impidió realizar algunas de nuestras actividades cotidianas de manera normal, te permitió por otro lado no sólo pasar más tiempo frente a la computadora revisando con más calma tus correos, las redes sociales a las que estas inscrito o reencontrarte con tus amigos en nuestra plaza pública favorita llamada Messenger (parafraseando un poco a Elena Santibáñez).


Tal vez descubriste nuevos sitios que se convertirán en favoritos… Aunque si no fue tu caso, aquí te va una sugerencia. Seguramente muchos de ustedes recuerdan los cuadros humorísticos que aparecían en una revista semanal aquí en México de un argentino apodado Tute, cuyos personajes estaban envueltos en un ambiente de amor y desamor, soledad y angustia, algunas veces discurriendo sobre arte, psicología o la búsqueda constante de Dios.


Aunque ya no he visto publicado su trabajo en nuestro país, Tute usa las nuevas herramientas tecnológicas para seguir difundiendo su trabajo, a través de una página en internet (http://www.tutelandia.com.ar/) y un blog(http://tuteblog.blogspot.com/), siendo éste el que más actualiza y en el que sigue colgando no sólo los cuadros de los que les hablo, todos llenos de ingenio, creatividad, colores y, algunos de ellos, tengo que admitirlo, son poesía en sí mismos.


Batu, el personaje más reciente y del que incluso acaba de publicar un libro, es un niño de larga cabellera, dispuesto a luchar contra los monstruos debajo de la cama no sin antes tratar de convencer a sus padres de dormir con él. Junto a Tútum, Batu y su amigo Boris, jugarán al pensamiento abstracto, tratarán de viajar al espacio y mantenerse en silencio como muestra de amistad.


De Batu publica en la actualidad periódicamente una tira y a decir de su autor, tiene mucho de él cuando era chico (incluido lo del cabello). Las hazañas del personaje están colgadas en su sitio en blogspot y estoy segura que a muchos de ustedes les encantarán, no solo por la sencillez, ironía y humor de sus protagonistas, sino porque son personajes muy bien delineados (y no hablo precisamente de la cuestión del dibujo), sino de rasgos psicológicos universales que no corresponden únicamente a los niños.


Algunos de mis sitios preferidos en Internet son los de humor gráfico que, aunque podemos ligarlos de manera dependiente al periodismo y los medios impresos, muchos artistas o creadores o amateurs han encontrado un escaparate en la red para abordar no sólo cuestiones políticas sino una burla social e incluso de las ventajas de la red de redes, de sí mismos o de cuestiones locales, abriendo espacios propios para la difusión de las ideas que podrían no caber en los medios tradicionales.


A pesar de Tute admitir influencia de personajes tan importantes como Quino, por supuesto que al ir leyendo sus tiras o cuadros, podemos notar no sólo el estilo de este argentino de casi 35 años (espero Wikipedia no mienta respecto a su fecha de nacimiento) y sus temáticas recurrentes. Hijo de un humorista gráfico y una artista plástica, padre de una niña llamada Dorotea, Tute no sólo trabaja dibujando tan singulares personajes, además, prepara un disco de Tangos cuyas letras son de su autoría y ha incursionado incluso en el cine.


Admito que me llevé una agradable sorpresa por El ángel de Dorotea, uno de los cortometrajes por los que Tute obtuvo reconocimiento dentro del Séptimo Arte. Esta faceta merece, además, otro espacio dentro de las recomendaciones de Lo que la influenza nos dejó… o sugerencias para navegar amenamente, por Internet.

Así que espero nos escuchemos próximamente con otra sugerencia y por supuesto, platicar un poco acerca de este cortometraje. Y ya saben, esperamos sus comentarios y sugerencias en el blog o en el MySpace del Sindicato. ¡Esperen pronto más información desde San Luis Potosí, de San Luis Potosí! ¡Hasta la próxima!

Comments

comments