Después de un domingo de ensueño con The Horrors, nos dimos cita la siguiente semana en el foro alterno de la U de G a presenciar un homenaje a estar vivos en el tercer Concierto Rock por la Vida, organizado por Máxima FM, Jalisco es Uno y el Instituto Jalisciense de Salud Mental (Salme), de la Secretaría de Salud.
La cita fue a la 1 de la tarde, aunque el toquín comenzó formalmente a las 4:00, teniendo como primeros invitados, desde Los Ángeles, a los chicos de Montenegro. Kinsky, el vocalista, llamó al público a que se unieran a su ambiente. Mientras tocaban cada una de sus rolas, mas gente se iba uniendo a verlos tocar. Vaya que sorprendieron y agradaron aún más al interpretar “La Negra Tomasa” muy a su estilo rockero y su idioma inglés –a pesar de que el vocal es jalisciense. El público quedó con un buen sabor de boca para correr al otro lado del recinto donde el Instituto Mexicano del Sonido se preparaba para continuar.

Ni tiempo de correr nos dieron cuando comenzamos a brincar y tararear la mezcla de ritmos latinos y música electrónica que nos ofrecía el IMS: “Yo digo baila, tú dices dance; yo digo baila tu dices…”, y la gente se prendió más y más, a brincar y mover el cuerpo, nos pusimos todos de acuerdo.
Después del cadencioso sonido del IMS, tocó el turno a Natalia Lafourcade que comenzó coreada por muchos y termino abucheada por otros cuantos (a mi parecer debería haber escogido otro set list para este evento, pero tampoco pidamos ver a Lafourcade de hace unos años). Aún así, Natalia logró emocionar a la gente en los momentos donde, ya sea detrás del teclado, la guitarra o el micrófono, sus fans coreaban sus canciones, sobretodo cuando fue el turno de “Ella es bonita”, la multitud femenina exhalo un suspiro y ¡a cantar!
A eso de las 5:30 se hicieron notar mas los gritos y el corredero de gente cuando la banda tapatía Azul Violeta apareció en el escenario contrario. Durante mas de 40 minutos nos pusieron a bailar, recordar, brincar y movernos a los ritmos de rock, soul, funk y algo de electro. Sus éxitos “Éxtasis”, “Ella quiere más”, y “Tu luz” fueron coreados y ovacionados por la banda que añorábamos su regreso.

Se iba oscureciendo la ciudad mientras tocaba el turno -sí, del otro lado del foro… ¡a correr otra vez!-de los reencontrados chicos de “La dosis” que nos sorprendieron con una que otra rola inédita y los éxitos de siempre. “Nada” y “La lotería”, donde el slam nos agarró desprevenidos y el público, perdido en la voz de Valenzuela y en la dosis de energía que emanaba el foro en ese momento, bailaba parejo, mientras Jaffo (integrante de Plastiko) pasaba entre el público con un sombrero de copa rojo tomándose foto con la gente que lo reconocía al pasar.
Pasaditas de las 7 uno de los escenarios se tiño de rojo (no digo cuál porque ya hasta yo me hice bolas con cual escenario era) y en el foro se escuchó un grito cuando vimos salir al escenario a Andrea Echeverri y compañía. Después de una larga espera de los tapatíos, por fin se les hizo ver a Aterciopelados, donde la vocalista no dejó de animarnos para vivir la vida, estar en armonía, cuidar nuestro planeta, “Por que la vida es una fiesta y es un juego, esto es vida”, como bien dijo. “La llorona”, “Bolero Falaz” y “Baracunata” fueron algunas de las canciones que nos hicieron vibrar. A pesar de que no cantaron “Florecita rockera”, el público fue feliz con la presentación de la banda.

Y ahora córrele por una chela, que es turno de que La Lupita entre en acción. Canciones como “Hay que pegarle a la mujer”, “Contrabando y traición”, “Ja,ja,ja”, entre otras, fueron coreadas hasta el cansancio, y no era para menos después de que este grupo capitalino tuviera ya un largo tiempo sin presentarse en Guadalajara. Desde los que crecieron con el sonido de “Paquita Disco” hasta los más jóvenes que apenas se introducían a la Lupita, disfrutaron del slam al máximo mientras nos guiaban los acordes de la guitarra del señor Lino Nava. Pero su presentación no fue suficiente para el público que clamó por más. Ellos como siempre complacientes con su gente regresaron a cantar, no sin antes invitarnos al concierto de su aniversario en el Teatro Metropolitan el 14 de noviembre próximo. ¡Felicidades por tus 18 Lupita!… ¡Ya eres legal!
“La banda más importante de Argentina”. Así fue como presentaron a Babásonicos, que se hicieron presentes en el Foro Alterno, y a brincos y empujones fueron recibidos estos chicos que complacieron a la banda tapatía con temas como “Irresponsables”, “Yegua”, “Putita” y “Pijamas”, rolas con las cuales el foro alterno se tiñó de rosa y se respiró romanticismo en el aire.
Un poco después de las 11 una de las bandas mas esperadas apareció: Plastilina Mosh irrumpió en el escenario invitando al público a mover las cabezas y “a darla”. Canciones como “Niño Bomba”, “Peligroso Pop”, “Afro man” y “Human disco ball” fueron coreadas por el público que bailaba sin parar en la pista del foro alterno, pero fue con su éxito “Mr. P Mosh” con el que el público se prendió al tope, el artista se conectó con su público. Silencio, gritos, brincos; de todo se vivió en la presentación de los señores Jonás y Ross.
Para finalizar aunque no por eso menos importante, Zoé salió para cerrar la noche. Consagrada como una de las bandas mas aclamadas de los últimos años, Zoé nos indujo en un trance con sus canciones. “Reptileptric”, “Nada”, “Luna” y “Love” fueron sólo algunas de las canciones que cerraron con broche de oro en esta tarde-noche de buen rock.
Así fue como el tercer “Rock por la Vida” finalizó con un éxito que superó a las versiones anteriores, y con la expectativa de ¿qué vendrá en el cuarto?, donde esperamos que la prueba sea superada otra vez y la buena música vuelva a dar de que hablar con un nuevo canto a la vida.

Te puede interesar  Conferencia de Prensa Jah Fest.

Comments

comments